“La verdadera literatura nos transforma”: Cristina Rivera Garza

July 19, 2017

 

 

La UNAM Los Ángeles se une a la Cátedra Julio Cortázar de la Universidad de Guadalajara y al Consulado General de México en Los Ángeles para celebrar el legado de Juan Rulfo.

 

Los grandes libros se nos regalan: es decir, nos transforman. La literatura es una plaza pública de apropiaciones y conversaciones continuas en las que la llama del fuego creativo pasa de una antorcha a otra. Juan Rulfo, a través de Pedro Páramo y El llano en llamas, nos regaló un universo rico en simbolismos y abstracciones que ha permitido el despliegue de creaciones que vuelan con alas propias. Ése es el poder del arte: la germinación permanente. Dos de estas creaciones se presentaron en el Centro Cultural y Cinematográfico México del Consulado General de México en Los Ángeles la noche del 6 de julio: el documental “Palabras que saben a vida”, de Juan Carlos Rulfo, director de cine e hijo del propio autor; y la conferencia magistral “Había mucha neblina o humo o no sé qué”, impartida por la escritora Cristina Rivera Garza.

 

Ambas presentaciones se desarrollaron gracias al trabajo conjunto de la Cátedra Latinoamericana Julio Cortázar de la Universidad de Guadalajara, la UNAM Los Ángeles y el Consulado General de México en Los Ángeles. El cónsul de educación, Andrés Webster, dio la bienvenida y presentó el programa para luego ceder la palabra a los representantes de las dos universidades.

 

Primero se proyectó el documental, que presentó los testimonios de personas cercanas a Juan Rulfo y mostró varios de los lugares recorridos por el autor. Esta transmisión fue posible gracias al apoyo de Canal 22 México. Por su parte, Cristina Rivera Garza, autora autodefinida como norteña y errante, habló sobre la obsesión que la llevó -sin darse cuenta- a escribir un libro sobre Juan Rulfo. “Era como si un gran trailer pasara encima y nublara mi mente”. Sin proponérselo, comenzó un experimento narrativo que hoy se titula Había mucha neblina o humo o no sé qué, en el que se se mezclan géneros literarios y se presenta a un Rulfo que mira hacia el futuro con la mirada vuelta hacia el pasado: hacia los sitios de la miseria y la desolación, inundados de cierta dosis de esperanza.

 

En su libro, la autora se pregunta cómo Rulfo combinó su labor literaria con la dinámica diaria en la que desempeñaba los papeles de padre de familia, empleado público y viajero incansable. Rivera Garza resalta el papel que los viajes por varios estados de la República Mexicana jugaron en la narrativa rulfiana, originada en Jalisco pero esencialmente trashumante, como su creador. Mencionó, por ejemplo, que fue en Oaxaca donde Rulfo encontró a su mítica Luvina.

 

Para este proyecto la autora de novelas como Nadie me verá llorar y La muerte me da, recorrió por su propio pie los sitios transitados por Rulfo y realizó investigaciones en los archivos de la Ciudad de México. “Nuestras múltiples vidas van dejado trazos por todas partes”, afirma.  Juan Rulfo el empleado, el fotógrafo, el editor, el viajero… el escritor. Un Rulfo de todos y de nadie. Un hombre que no escapa a su condición humana: llena de contradicciones, pues mientras sus textos reflejan la miseria y el despojo de la comunidad indígena, él mismo fue parte de la modernización del país, etapa de constantes desalojos e injusticias. “El libro habla de mi Rulfo, únicamente de ése”. Este experimento narrativo, en palabras de su autora, “se parece más al agua en movimiento que a una piedra inexorable”.

 

Cristina Rivera Garza es socióloga por la UNAM, historiadora y escritora. Ha publicado libros de poesía y novelas que la han hecho acreedora a varios galardones literarios. Es Doctora Honoris Causa por la Universidad de Houston, en la cual es catedrática y Directora del Doctorado de Escritura Creativa en Español.

 

La Cátedra Latinoamericana Julio Cortázar es un espacio académico que rinde homenaje permanente a la memoria del escritor argentino: a su persona, a su obra y a las preocupaciones intelectuales que orientaron su vida. Es un lugar donde confluyen la imaginación, la razón y el diálogo con la intención de contribuir a la comprensión del pasado y la construcción del futuro.

 

Al final de la velada, los asistentes disfrutaron de comida mexicana, una sesión de firma de libros, y la sensación de saberse esenciales para la supervivencia de la literatura, ya que como se mencionó durante la conferencia magistral, los grandes libros se nos regalan pero nosotros les regalamos vida.

 

 

 

 

Please reload

Featured Posts

UNAM-LA and Hola Mexico Awarded FilmCraft Grant by The Academy of Motion Pictures Arts and Sciences

April 24, 2017

1/4
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive
Please reload