Ulama: Survival of the Ballgame

September 28, 2016

 

Did you know that the ballgame is still currently played in Northern Mexico? This and other interesting facts were revealed last September 22 at UNAM Los Angeles, when we had the pleasure of receiving Manuel Aguilar, professor and researcher at California State University, Los Angeles (Cal State LA). The name of the lecture was "Ulama: Survival of the ballgame." Professor Aguilar presented the history and meaning of the Mesoamerican game, as well as the results of his research conducted in Sinaloa, which had the collaboration of eight students from Cal State LA. This research took place in the outskirts of Mazatlan, where the ballgame still lingers.

 

Professor Aguilar talked about how to play Ulama and the process of making a rubber-based ball, which weighs about 4 kilos and is as hard as a bowling ball but flexible. He also explained the current situation of the game. Despite the long history of the ballgame, only some families continue the tradition. This is because of the prohibition that the Spanish colonizers made to indigenous peoples to continue practicing this religious-type tradition. In Northern Mexico, the Jesuits were more liberal and allowed the game to be practiced. Moreover, it is not easy to make the balls; latex and other natural substances are needed. Another factor to keep in mind is the physical effort and the technique that is required to practice the game. This has led to a decrease in the interest of new generations. However, the tourist value has given a new breath to the game, and the opportunity to keep this Mesoamerican custom alive. 

 

According to Dr. Aguilar, the rules of the original game were unknown because the Spaniards did not include these details in their chronicles and they probably equated different game variations under a unique way of playing. However, the tradition has survived thanks to certain groups and families who have been given the task of teaching the game from generation to generation. In his research, Professor Aguilar rescued the complexity of the rules and found that women have also been part of this tradition. The rules, from his perspective, respond to the cyclical view of the Mesoamerican culture, where a balance of complementary opposites is needed. Thus, the score is not linear and a game can change from one moment to another, making the losers winners in a few moves.

 

Professor Aguilar commented that the results of this research will be used to keep this tradition alive. After several attempts, they managed to make a ball with which you can play without any problem. The guests expressed interest in learning more about the ballgame and some said they are willing to form a team to play in Los Angeles.

 

UNAM Los Angeles thanks Professor Aguilar for sharing such interesting findings and hopes on the possibility of bringing the ballgame to this city in the near future! 

Ulama: una supervivencia del juego de pelota mesoamericano

 

¿Sabías que el juego de pelota se sigue jugando actualmente en el norte de México? Este y otros datos interesantes se dieron a conocer el pasado 22 de septiembre en la UNAM Los Ángeles, cuando tuvimos el placer de recibir al Dr. Manuel Aguilar, profesor e investigador de la Universidad Estatal de California, Los Ángeles (Cal State LA), para impartir la charla Ulama: una supervivencia del juego de pelota. El Dr. Aguilar presentó la historia y el significado del juego mesoamericano, así como los resultados de su investigación en Sinaloa, que llevó a cabo con ocho alumnos de Cal State LA en las afueras de Mazatlán, donde perdura el juego de pelota.

 

El Dr. Aguilar habló sobre la forma de jugar Ulama y del proceso de elaboración de las pelotas a base de hule —la pelota pesa aproximadamente 4 kilos y es tan dura como una bola de boliche, pero con flexibilidad—, así como de la situación actual del juego. A pesar de la larga historia del juego de pelota, únicamente algunas cuantas familias continúan la tradición. Ello se debe, por una parte, a la prohibición que los colonizadores españoles hicieron a los pueblos indígenas de seguir practicándolo por ser una tradición de tipo religiosa. En el norte de la República los jesuitas fueron más liberales y permitieron que el juego se practicara. Por otra parte, no es fácil conseguir el material necesario para la elaboración de las pelotas,  látex y algunas otras sustancias obtenidas de la naturaleza; asimismo, el esfuerzo físico,  la técnica que se requiere para participar en el juego y la disminución en el interés de las nuevas generaciones han provocado que no se continúe jugando. Sin embargo, su valor turístico ha dado un nuevo aire al juego y a la posibilidad de mantener viva esta costumbre mesoamericana.

 

De acuerdo al Dr. Aguilar, las reglas del juego original se desconocían debido a que los españoles no incluyeron estos detalles en sus crónicas y a que probablemente equipararon distintas variaciones del juego bajo una única forma de jugar. No obstante, la tradición ha perdurado gracias a que ciertos grupos y familias se han dado a la tarea de enseñar el juego de generación en generación. En su investigación, el Dr. Aguilar rescató la complejidad de las reglas y descubrió que las mujeres también han sido parte de esta tradición.  Las reglas, desde su perspectiva, responden a la visión cíclica de la cosmovisión mesoamericana, un equilibrio en el que los opuestos requieren complementarse siempre. De esta forma, la puntuación no es lineal y un juego puede cambiar de un momento a otro, haciendo a los perdedores los ganadores del juego en unos cuantos movimientos.

 

El Dr. Aguilar también habló sobre cómo los resultados de su investigación serán utilizados para mantener viva esta tradición, comentó que él y su equipo se dedicaron a hacer pelotas de látex con sustancias más fáciles de conseguir y manejar; después de varios intentos, lograron hacer una pelota con la que se puede jugar ahora sin ningún problema. Los invitados expresaron su interés en aprender más sobre el juego de pelota y algunos más comentaron que están dispuestos a formar un equipo para practicar el juego de pelota en Los Ángeles.

 

La UNAM Los Ángeles agradece al Dr. Aguilar por haber compartido tan interesantes hallazgos con nosotros y esperamos se vuelva realidad la posibilidad de traer el juego de pelota a esta ciudad en un futuro cercano.

 

Please reload

Featured Posts

UNAM-LA and Hola Mexico Awarded FilmCraft Grant by The Academy of Motion Pictures Arts and Sciences

April 24, 2017

1/4
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive
Please reload